La movediza: Ícono de Tandil

Nos disponíamos a enfrentar un día mas en la ciudad. En realidad, el primero. Y como no podía ser menos, encaramos para el ícono de la ciudad: La piedra movediza.

Ubicada a aproximadamente 6 kilómetros del centro, unos 12 minutos en auto, es una de las atraciones principales junto al Cerro Centinela, que hablaremos en otro posteo, mas adelante. Hoy en día, para llegar en auto no es problema, pues todos tenemos un smartphone con GPS, asi que ponemos «La movediza» y te lleva solito.

Al llegar, la subida no es para todos. Tiene su cierta dificultad. A ver.. no es LA DIFICULTAD, pero gente mayor, pensar en abstenerse por la cantidad de escalones a subir. Son varios, hechos de piedra del lugar, del mismo cerro, lo cual no es el típico escalón de escalera prolijo. Éste es todo rústico, lo que lo hace mas peligroso para ese grupo etario.

Casi un poquito después de lo que sería la mitad de la subida, tiene un descanso bastante grande con mucho verde para contemplar la ciudad. Es desde allí, donde vole el drone. Dejo las imágenes aquí debajo.

Ya arriba, te encontras con un deck o balcón (ahora, porque antes no estaba así) en donde podrás acercarte a la réplica de la piedra (la original se encuentra abajo, con un cartel que te indica (sí, se cayó en 1912), en donde, además de poder ver la réplica y el original, tenes toda la ciudad a tu merced. Increíble vista.

Primer descanso

Es una excursión te diría que, obligada si vas a Tandil. No para hacerla en pleno rayo de sol. Te calcinas y mas con el calor que te da al subir tantos escalones. Lo ideal es, a mi entender, ir a la tardecita, tipo 18hs. Después bajas, te vas al centro y te comes una picadita tandilense…. Otro punto a parte para hablar en detalle. Pero eso será en otro post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.